Las comunidades de La Luz del Mundo en Honduras siguen adelante. El pasado 7 de enero se realizó un servicio religioso para inaugurar un templo en la colonia 1° de Mayo de la ciudad histórica de Comayagua.

La ceremonia inaugural fue presidida por el pastor evangelista Jesús Servellón, quien como representante apostólico llevó un mensaje de reflexión a los cientos de feligreses reunidos en la ceremonia religiosa, mismo que fue escuchado por visitas e invitados de las comunidades religiosas aledañas, para proceder después a cortar la cinta y abrir las puertas de la nueva Casa de Oración.

Esta obra, manifestó el ministro, es reflejo de la fe y el amor de los fieles de Comayagua, que a través de su unidad y esfuerzo contribuyeron a la culminación de este magno proyecto.

La obra arquitectónica, erigida para ser consagrada como un lugar de adoración a Dios, destaca por su imponente altura, cuenta con mezanine, pila bautismal, área de ministerio y detalles en acabados que resaltan su majestuosidad.

La ciudad de Comayagua, que destaca como un sobresaliente patrimonio histórico y cultural, está situada en un extenso valle del mismo nombre. Se ubica en el corazón del continente americano y en el centro del país. Su fundación como Villa data del 8 de diciembre de 1537; fue la capital de la Provincia de Honduras durante la colonia, y cuenta con 180,429 habitantes.

La Luz del Mundo en Honduras, da testimonio del engrandecimiento de la Obra del Señor a través de sus obras, cuyo beneficio no sólo se limita a sus feligreses, sino que trasciende también a la sociedad en general, favoreciendo la unidad familiar y el rescate de valores, además de promover el emprendimiento y desarrollo integral en las personas, por ello muestra su compromiso de seguir trabajando en favor del bien de todos los hondureños.